Escuelas de conductores: faltas leves, graves y muy graves

Escuela de conducción de chóferes profesionales (Ecuador)

 

Si queremos abrir una Escuela o Instituto de Conductores, tenemos que tener muy claro que hay determinadas cosas que no podemos hacer, porque estaríamos cometiendo una falta que, dependiendo de los principios de gradualidad, gravedad, reiteración y efectos sobre el servicio a los usuarios podrían tener diferentes consecuencias.

Las faltas se clasifican en leves, graves y muy graves.

 

FALTAS LEVES

Cometemos una falta leve si incumplimos una acción administrativa de control como:

  1. No mantener un archivo con la información administrativa y académica de alumnos y cursos.
  2. No contestar a las comunicaciones solicitadas por la Comisión Provincial o por la CNTTTSV en un plazo de 15 días.
  3. Justificar de manera indebida que los alumnos no acudan a clase.
  4. No respetar las rutas que se establecen para las clases prácticas.
  5. Estacionar los vehículos en las aceras o espacios públicos.
  6. No mantener los instrumentos pedagógicos que establece el reglamento.
  7. Contratar profesores para nuestra escuela que no cumplan los requisitos.

Si cometemos alguna de estas faltas, el organismo oficial nos avisará mediante un escrito para que procedamos a resolver el problema. Si reincidimos, el representante legal de la escuela será suspendido de sus funciones durante un periodo de 15 días. También será multado con cinco remuneraciones básicas unificadas.

 

FALTAS GRAVES

Entre las faltas consideradas como graves, encontramos:

  1. No tener en nuestra escuela el equipo psicosensométrico adecuado.
  2. No respetar el valor del curso establecido por la CNTTTSV.
  3. No mantener los vehículos con buenas condiciones mecánicas.
  4. No mantener la infraestructura física.
  5. Incumplir los programas de estudio o no utilizar el Módulo de Estudio Oficial.
  6. Permitir a los alumnos que no asistan a las clases o que no realicen los exámenes.
  7. No respetar los horarios establecidos.
  8. Realizar cursos que están fuera de la programación establecida sin poseer una autorización de la CNTTTSV.
  9. Impartir clases prácticas con vehículos que no tienen doble comando.
  10. Impartir clases en vehículos que no están autorizados o que no disponen de los distintivos de la escuela o instituto de conductores.
  11. Haber sido sancionado por faltas leves más de tres veces en un año.
  12. Permitir que se matriculen en nuestra escuela menores de edad.
  13. Exceder el cupo de alumnos.

Estas faltas graves son sancionadas con la suspensión de las actividades de la escuela durante diez días y una multa de 10 remuneraciones básicas. En caso de reincidir, la suspensión será de 30 días y la multa asciende a 20 remuneraciones básicas.

 

FALTAS MUY GRAVES

Las faltas consideradas muy graves son:

  1. Dar cursos fuera de la jurisdicción que ha sido autorizada.
  2. Acreditar de manera falsa un Título de Conductor Profesional o certificar la aprobación de los estudios sin que se cumplan los requisitos.
  3. Alterar las calificaciones de las pruebas teóricas o prácticas.
  4. Haber sido sancionado por faltas graves más de tres veces en un año.

Estas faltas muy graves se sancionarán con la clausura definitiva de la escuela, la inhabilitación durante dos años o la destitución del cargo del representante legal o director.

Compartir y disfrutar